amazondisruptiondistributionGeneralonline pharmaciespharmacyPillPackprescription-drugs

Amazon y las farmacias: cuidado, que vienen curvas

IMAGE: Pillpack

Amazon anuncia el lanzamiento en los Estados Unidos de su servicio de venta de medicamentos con receta Amazon Pharmacy, en lo que supone su incursión más fuerte en un sector de unos 300,000 millones de dólares en el que los líderes son compañías por todos conocidas como CVS, Walgreens, RiteAid etc., que han experimentado fuertes caídas en bolsa de entre un 8% y un 16%.

Amazon ha construido su servicio sobre la infraestructura de PillPack, la compañía que adquirió en 2018 por casi mil millones de dólares, y de hecho, su fundador, TJ Parker, es ahora el VP of Pharmacy de toda la compañía. Sin embargo, no se elimina el servicio de la propia PillPack, que sirve principalmente a usuarios mayores que requieren combinaciones de medicamentos, y que envía en paquetes de treinta días en los que las pastillas aparecen agrupadas en unos característicos sobres blancos que el usuario abre cada día con las píldoras correspondientes. Ese tipo de administración individualizada es, sobre todo en el caso de pacientes mayores, susceptible de mejorar la adherencia al tratamiento y, además, de disminuir el número de potenciales errores.

Con Amazon Pharmacy, la idea es convertir la compra y el rellenado de medicamentos con receta – con la excepción de los clasificados como Schedule II, fundamentalmente opiáceos, estimulantes, antidepresivos o alucinógenos – en algo tan sencillo como hacer la compra de cualquier otro producto, incluyendo las habituales ventajas de Amazon Prime de cara a envío y descuentos. Esos descuentos, negociados por Amazon con proveedores de medicamentos, podrán llegar hasta el 80% en el caso de genéricos y 40% en el de medicinas de marca, con lo que algunos analistas calculan que la compra de muchos productos podría incluso llegar a ser más barata en Amazon que haciéndola a través del seguro médico del usuario.

Además, la compañía se ve obligada a romper su característica arquitectura integral de captura de datos de sus usuarios: la información que genere el servicio no se compartirá con el resto de la compañía ni con empresas externas, con el fin de cumplir la Health Insurance Portability and Accountability Act (HIPAA). La compañía ha integrado también a la gran mayoría de proveedores de seguros médicos para poder recibir tanto las prescripciones de los medicamentos como los descuentos que cada usuario tenga establecidos, ha creado un servicio 24×7 con profesionales farmacéuticos disponibles para dudas y consultas, y afirma contar con infraestructura para poder validar cada prescripción y eliminar el posible fraude.

La idea de llevar a los productos de farmacia el mismo tipo de ventajas, en términos de comodidad y conveniencia, que disfruta la compra online de otros productos resulta todavía más atractiva ahora, cuando muchos usuarios han estado precisamente tratando de evitar desplazamientos para no exponerse a posibles infecciones. Que Amazon haya logrado solventar los trámites implicados en la compra de este tipo de productos constituye una llamada de atención importante para su canal habitual de venta en otros países, dado que, por lo general, los productos de farmacia entran dentro de la categoría funcional que a prácticamente nadie le hace especial ilusión salir a comprar.

Amazon, además, ha registrado el nombre del servicio en un gran número de mercados tales como Australia, Brasil, Canadá, China, Egipto, Emiratos Árabes, India, Israel, Japón, México, Reino Unido, Singapur, Taiwan, Turquía y la Unión Europea, lo que indica claramente la intención de la compañía de ofrecer medicamentos con prescripción a través de ese servicio en otros mercados. Veremos, en cada uno de ellos, cómo reaccionan a la entrada de Amazon unos canales habitualmente sujetos a una fortísima regulación. ¿Estamos ante la inminente disrupción de las farmacias tradicionales? No lo sé, pero sin duda, vendrán curvas.


This article was also published in English on Forbes, «Amazon turns its sights on pharmacies: this could get ugly«


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also
Close
Back to top button