chinafoodfood industryGeneralindustrylabmeat

Comiendo carne… en el futuro

IMAGE: Mercy For Animals Canada - CC BY

A partir de este artículo largo en The Guardian, «Behind China’s ‘pork miracle’: how technology is transforming rural hog farming« llegué al libro escrito por su autora, Xiaowei Wang, con el sugerente título de «Blockchain Chicken Farm: And Other Stories of Tech in China’s Countryside«, que me leí rápidamente y no me decepcionó en absoluto: una autora completamente bicultural escribiendo sobre el desarrollo de la tecnología aplicada al entorno rural en China, a explotaciones agrícolas o agropecuarias de porcino o de aviar.

Cuando hablamos de explotaciones agropecuarias, cada vez son más los factores que apuntan a instalaciones en las que se prime el bienestar animal y la cría en régimen de semilibertad, sobre todo después de investigaciones que vinculan la cría industrializada y estabulada de animales con problemas como las emisiones excesivas, la proliferación de determinadas infecciones o la psicosis relacionada con la expansión del COVID-19.

La evolución en China, sin embargo, apunta a otros elementos: el país ha sido capaz de convertir la producción industrializada de algunos animales, particularmente cerdos, en prácticamente el motor de su cadena alimenticia y en el elemento fundamental que les ha permitido pasar de ser un importador neto a conseguir abastecerse con su producción interna o incluso a exportar a otros países, y sus granjas han alcanzado un nivel de sofisticación muy superior al existente en instalaciones de otros países: inteligencia artificial, reconocimiento facial, trazabilidad, etc. que convierten este tipo de instalaciones en algo más parecido a una planta de ensamblaje de productos de electrónica de consumo que a una planta agropecuaria clásica.

Otras tendencias apuntan al desarrollo de tecnologías de cultivo de carne en laboratorio: en Singapur acaba de autorizarse por primera vez la comercialización al público de nuggets de pollo que en ningún momento han formado parte de un animal vivo ni han estado cerca de una pluma, sino que han sido cultivadas en laboratorio, en biorreactores, a partir de líneas celulares obtenidas de determinados tejidos animales.

Related Articles

En el mismo sentido, una compañía holandesa, Meatable, habla de la obtención de carne de porcino cultivada en laboratorio y con características organolépticas similares al bacon; y otra, Memphis Meats, dedicada, además de al pollo, a la carne de pato. Una alternativa que genera sensaciones desiguales en función del nivel de conocimiento y educación de los usuarios, pero que avanza cada vez más en el mercado a partir de compañías como Impossible Foods, Beyond Meat o muchas otras dedicadas a la obtención de productos de apariencia similar a la carne a partir de distintos derivados de plantas, que pueden encontrarse ya fácilmente en los supermercados o en cadenas de comida rápida. Las restricciones derivadas de la pandemia y los problemas de abastecimiento de la cadena de suministro de la industria cárnica han derivado en un incremento de la popularidad de este tipo de alternativas, con la idea de que en torno al año 2040, la mayoría de la carne que consumamos no provenga de animales muertos.

Múltiples estudios apuntan a que no es posible conciliar la forma en la que nos alimentamos con la resolución de los problemas derivados de la emergencia climática, y que piden tanto una fuerte reducción de la cantidad de carne en nuestra dieta como la desaparición de la ganadería intensiva de cara a finales del siglo. Las perspectivas que vienen de China no apuntan en absoluto a ese tipo de predicciones, sino más bien a todo lo contrario: una industrialización cada vez mayor de ese tipo de instalaciones, hasta el punto de convertirlas en auténticas cadenas de montaje.

¿Cuál de las dos vías parece más razonable de cara al futuro? ¿Animales en régimen de producción industrial intensiva o carne obtenida de cultivo de células en laboratorio y que nunca ha pertenecido a ningún animal? ¿Pueden las sociedades humanas hacerse a una idea como esa, si se demuestra que de ello depende la supervivencia del planeta?


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button