Ciencia

Científicos encontraron la forma de mitigar la perdida de músculos y masa ósea de quienes viajen al espacio

Científicos estadounidenses enviaron hace algún tiempo a un grupo de ratones hacia la Estación Espacial Internacional. Este conjunto de roedores viajaron hacia el espacio con modificaciones corporales que imprimieron los humanos. En primer lugar mejoraron sus músculos y reforzaron su masa ósea. La intención de este proyecto era verificar uno de los mayores problemas de salud que puede presentar un astronauta que se encuentra fuera de la órbita de la Tierra: precisamente la perdida de estos dos elementos.

Entonces estos musculosos fueron enviados hacia la sede que tiene la NASA en el espacio. Los ratones “estacionaron” en la Estación Espacial que se encuentra a unos 408 mil metros de altura, sobre la órbita baja del planeta. A esta altura los animales fueron expuestos a la microgravedad. Sitio ideal para comenzar a verificar el comportamiento anatómico de cada ratón.

Estacion Espacial

Músculos y huesos de los ratones

Reseña el portal Daily Mail, que los científicos encontraron que Al inhibir primero una vía de señalización en sus células, los ratones expuestos a la microgravedad estaban protegidos de perder masa muscular y ósea en el espacio. Este proceso lo realizaron a través de una inyección. Con la ejecución de este método, tocaron las moléculas de señalización secretadas, miostatina y activina A.

De esta manera pueden comenzar a realizar las pruebas en los humanos. Esto significa un avance para las futuras misiones tripuladas hacia Marte. La perdida ósea y muscular es uno de los enemigos a vencer para un astronauta en el espacio. Así se reducirían los riesgos a las fracturas y perdida de fuerza en los músculos para estos extensos viajes. Y no solo se trata de un avance para el estudio y la exploración del sistema solar. También se le da una mirada a las personas que sufran estas afecciones, en tierra firme.

“Esta estrategia puede ser eficaz para prevenir o tratar la pérdida de masa muscular y ósea no solo en astronautas en misiones prolongadas, sino también en personas con atrofia por desuso en la Tierra, como en adultos mayores o en personas que están postradas en cama o en silla de ruedas debido a una enfermedad”, dijo Se-Jin Lee del Laboratorio Jackson de Medicina Genómica en Connecticut, EE. UU.

Según la NASA, los astronautas que pasan muchos meses en una misión espacial pueden perder, en promedio, 1 a 2 por ciento de la masa ósea cada mes. Por lo general en la columna vertebral y los huesos de las piernas.

Músculo y Hueso

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba