Ciencia

Cómo entendía la comunicación con inteligencias extraterrestres un criptólogo en los años 70

Comunicación con inteligencias extraterrestres / Lambros D. Callimahos

Este curioso trabajo titulado Comunicación con inteligencias extraterrestres, medio secreto, medio «sólo para uso oficial» de la NSA estadounidense fue desclasificado por el puro paso de los años. Es curioso verlo con perspectiva, porque parece que inspiró a muchos científicos, además de ser a su vez inspirado por otros tantos.

Está firmado por Lambros D. Callimahos (1910-1977), un criptógrafo que trabajó en la Segunda Guerra Mundial y en la NSA con el mítico William F. Friedman. El documento no está datado, pero menciona fechas como 1971 y 1973 y también habla del mensaje de Arecibo (1974) como «el pasado noviembre…», de modo que podemos suponer que data de 1975 más o menos.

Entre otras cosas hace hincapié en que la mayoría de los científicos dan por sentada la existencia de inteligencia extraterrestre. Pero esa inteligencia puede estar muy lejos y puede que sólo podamos contactar a través de medios de comunicación interestelares, como las señales de los radiotelescopios. ¿Y en qué «idioma» hablaríamos? El documento describe el reto que supondría componer o descifrar mensajes interestelares para que pudieran ser entendidos por otra civilización tecnológica, o para que los entendiéramos nosotros. Menciona el mensaje de Arecibo, creado por Frank Drake, como proyecto SETI más conocido de este tipo.

También incluye un hipotético mensaje visual propuesto por Bernard M. Oliver para enviar al espacio: son 1.271 bits, que pueden descomponerse en una matriz de 41 × 31 (dos números primos). Contiene información sobre los planetas del sistema solar, los átomos de los elementos básicos de la Tierra y «dos mamíferos con cuatro extremidades y una cría», es decir, nosotros los humanos. Muchos de estos elementos se usaron posteriormente en el mensaje de Arecibo, incluyendo la forma de expresar los tamaños en múltiplos de la longitud de onda del hidrógeno (21 cm).

Además de esto, el documento también habla de los esfuerzos de investigación dirigidos a desarrollar estrategias para recibir un mensaje en lenguaje «natural» y desarrollar los algoritmos para descifrarlo, algo que caería en manos de lingüistas y probablemente criptógrafos, como hemos visto en la ficción en películas como Contact o La llegada.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button