Ciencia

No, qué va, no hemos encontrado vida en Venus… tan siquiera indicios

No estamos diciendo que hayamos encontrado vida en Venus
We are not claiming we found life on Venus – Greaves, J.S., Richards, A.M.S., Bains, W. et al.

Hoy se ha hablado mucho en los medios del fosfano (o fosfina en su denominación antigua) porque ha sido descubierto en la atmósfera de Venus. No sería noticia a no ser porque en la Tierra el fosfano lo producen procesos biológicos. Así que de ahí a los titulares tipo «Astrónomos de Europa y EEUU encuentran indicios de vida en Venus» había un paso. Pero no, no hemos encontrado vida en Venus. Y lo de los indicios es bastante cogido por los pelos.

De hecho el equipo responsable del estudio, Phosphine gas in the cloud decks of Venus, se ha asegurado de incluir en una de las diapositivas de una presentación que hicieron en la Real Sociedad Astronómica la frase «We are not claiming we found life on Venus». Que en español quiere decir «no estamos diciendo que hayamos encontrado vida en Venus.»

Aunque no es menos cierto que en su estudio dicen que han encontrado tal concentración de fosfano en las nubes de Venus que ningún otro proceso que no sea biológico podría explicar esa concentración. Salvo un proceso químico desconocido, como dicen en esa misma diapo.

Y como en esta casa somos muy de Ockham pensamos que es mucho más probable que en efecto haya algún proceso desconocido que esté produciendo esa cantidad de fosfano que hayamos encontrado vida, aunque sea microbiana, más allá de la Tierra.

Además la detección de fosfano se ha producido en una sola longitud de onda y bastante al límiete de la capacidad de detección de los instrumentos utilizados. Así que aún no está claro del todo que no se trate de un falso positivo, algo tan de moda en esta época. El equipo del estudio tiene pendientes nuevas observaciones que les podrían permitir confirmar la detección. Pero la COVID–19 le ha impedido llevarlas a cabo por ahora.

Y luego está en asunto de que es muy difícil estimar cantidades mediante espectroscopía. Así que aunque dan una cifra de unas 20 partes de fosfano por mil millones lo cierto es que hay mucha incertidumbre también en esto. Y su extraordinaria afirmación viene de la extraordinaria cantidad de fosfano que han encontrado. O que creen haber encontrado.

Así que lo dicho, por ahora vamos a pensar que lo más probable es que ese fosfano no tenga origen biológico. Aunque si sirve de disculpa para enviar una misión a Venus, en especial una misión que incluya algún tipo de aerostato, estamos dispuestos a comprar la idea.

De la protomolécula ya hablaremos otro día.

(La diapo vía Un geólogo en apuros).

Relacionado,

# Enlace Permanente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba