Ciencia

Tomar vino genera menor obesidad que tomar gaseosas, según estudio

Las personas que toman vino son menos propensas a sufrir de obesidad que las que toman gaseosas. Un estudio en el Reino Unido sobre casi nueve mil hogares lo sugiere así.

Según los investigadores, la mayoría de las familias que compran bebidas azucaradas suman también galletas, chocolates y otros dulces.

Esto afecta muchísimo el peso: el resultado es que se encuentran por encima del promedio de individuos con obesidad.

Obesidad y gaseosas

Las personas con un índice de masa corporal superior a 25 entran en el rango del sobrepeso.

Otro resultado del estudio, citado por el Daily Mail, es que estas personas son de menor estrato socioeconómico.

Del lado opuesto, las familias que compran principalmente vino, jugo de frutas o bebidas lácteas suelen completar su cesta con productos más saludables.

 

Los resultados sobre las compras de vino, cerveza y gaseosas en el Reino Unido

Nicolas Berger pertenece a la Escuela de Higiene y Medicina de Londres. Analizó los resultados del estudio para la revista PLOS Medicine.

“Los hogares con riesgo de obesidad que compran más gaseosas tienen también compras más altas de refrigerios”, afirmó Berger. “Atacar ese tipo de conductas beneficiaría al exceso de uso de energía y a las desigualdades socioeconómicas”.

Según la investigación, las familias se dividieron en:

  • Grupo diverso, que compra de todo un poco en bebidas, el 30%.
  • Compradoras de vino, el 18% del total estudiado.
  • Las compradoras de bebidas azucaradas, otro 18% del total.
  • Un grupo que compra bebidas a base de frutas, leche y agua, el 34% restante.

El análisis socioeconómico del estudio

Socioeconómicamente, las familias que compraban diversidad de bebidas eran más propensos a tener mayores ingresos. Los de menor ingreso preferían las bebidas azucaradas, dietéticas o cerveza y sidra.

El sobrepeso se encontraba en las familias compradoras de bebidas azucaradas, entre un 66.8% y un 72.5%.

¿Cuál es el enfoque social de la investigación? Que el Gobierno debe procurar que los alimentos saludables sean accesibles para todos.

“La obesidad y las desigualdades socioeconómicas están vinculadas”, consideró Danielle Edge, gerente de Política y Asuntos Públicos del Fondo Mundial de Investigación del Cáncer. “Si el Gobierno quiere mejorar la salud del país y reducir las enfermedades relacionadas con la obesidad, es vital que nadie se quede atrás”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba