Energía

Google reduce su huella de carbono a cero «desde el primer día que comenzó a funcionar la compañía», allá por 1998

Google stall at an event in Germany (CC) Rajeshwar Bachu @ Unsplash

La huella de carbono es la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero, medida en CO2 equivalente, de una empresa o un individuo al fabricar o consumir un producto. Las empresas más concienciadas con el medio ambiente intentan que su huella de carbono sea cero, bien recurriendo a fuentes de energía limpias y 100% renovables, bien comprando derechos de emisión que lo compensen.

Esto último no es lo mismo pero cuenta como tal, aunque de hecho los derechos en cuestión están un poco cuestionados especialmente según en qué países se compren, con qué fecha o a qué método de compensación se refieran: plantar árboles, capturar emisiones de gas de granjas, destrucción de contaminantes industriales, etcétera.

Ahora, según cuenta BBC News, Google ha compensado sus emisiones hasta el momento de su creación, cuando Larry y Sergey montaron su primer servidor con piezas de Lego. Naturalmente esto se hace con un cálculo aproximado, porque sería imposible obtener el valor real de energía consumida desde entonces. Hace tiempo Google calculó calcularon cuánto consumen y cuánto CO2 emiten en sus oficinas y datacenters en función de las búsquedas y accesos que realiza la gente:

(…) Una búsqueda en Google supone unas emisiones equivalentes a 0,2 gramos de CO2; cada consulta consumen de media 0,0003 kWh de energía. Eso quiere decir que, más o menos, mil búsquedas en Google contaminan tanto como conducir un coche un kilómetro.

Google Carbon Neutral 1998

Esta «compensación histórica» la han llevado no sólo desde 2007, fecha en la que anunciaron que ya eran una compañía de emisiones cero, sino que ahora la han retrotraído hasta el 7 de septiembre de 1998, un paso en la dirección correcta. Según explican en sus páginas corporativas, Google tiene el compromiso de que todas sus oficinas y datacenters funcionen con energías 100% limpias y renovables para 2030, el mismo año para el que Apple ha anunciado otro tanto respecto a toda su cadena de producción. Amazon lo quiere lograr en 2040.

Relacionado:

{Foto (CC) Rajeshwar Bachu @ Unsplash}

# Enlace Permanente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba