Espacio

China consigue por fin lanzar con éxito el cohete Larga Marcha 7A

A la segunda a ido la vencida y China por fin ha conseguido lanzar con éxito el cohete Larga Marcha 7A. La carga útil en esta ocasión era el satélite artificial Shiyan-9 (experimento 9), que tiene como objetivo probar varias tecnologías en órbita.

El Larga Marcha 7A está destinado a convertirse en el principal cohete chino para lanzamientos a órbita geoestacionaria. Con un tamaño de 60,1 metros de longitud y 3,35 de ancho es capaz de colocar cargas de hasta 7 toneladas en la órbita de transferencia necesaria. No sólo mejora las 5,5 toneladas que es capaz de lanzar el Larga Marcha 3B sino que además lo hace usando keroseno refinado RP–1 y oxígeno líquido como propelentes para sus dos etapas así como para los cuatro propulsores laterales. Eso es una mejora considerable frente al tetraóxido de dinitrógeno y la dimetilhidrazina asimétrica del 3B, que son tóxicos, corrosivos y cancerígenos y por tanto muy complicados de manejar. Un detalle extra que agradecerán quienes viven bajo la trayectoria de lanzamiento del 3B es que el 7A despega desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Wenchang, que está en la costa, con lo que los restos caen al mar.

China no ha dado muchas explicaciones sobre el fallo del primer lanzamiento de un Larga Marcha 7A más allá de que una caída de presión en los propelentes después de la separación de la primera etapa hizo fallar los motores.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button