Estudios

Estudio: los gatos "sonríen" con los ojos y una técnica podría mejorar tu relación con ellos

Perros y gatos. Son animales tan diferentes como lo son los humanos que adoptan a estos animales domésticos. El perro es un fiel amigo que por lo general demuestran una dependencia a su amo. Mientras que los felinos son animales mucho más misteriosos e independientes en gran parte de sus tareas. Con el pasar de los años cada vez más personas se animan a tener un gato. Entonces presta atención a los tips de este estudio científico que apunta a mejorar tu relación con ellos.

Un grupo de científicos de la escuela de psicología de las universidades de Sussex y Portsmouth, en el Reino Unido, publicaron un artículo que ayuda a estrechar la relación entre los gatos y sus dueños. Es una situación que depende del humano. Pues tiene una herramienta en sus manos, que quizás no conocía. El estudio se llama “El papel de los movimientos de estrechamiento del ojo de gato en la comunicación entre humanos y gatos”.

La mirada de los gatos

Según los experimentos que realizaron estos psicólogos, cuando los humanos ejecutan la acción de entrecerrar los ojos, generan en los felinos algo conocido como “la sonrisa de los gatos”, reseña Slash Gear. Además realizar un parpadeo lento te hace más “atractivo” para los gatos. Estas dos simples acciones generan una interacción que resulta cómoda para el animal. Entonces este te acepta de una mejor manera.

Después de una mirada con los ojos entrecerrados por parte del humano, los gatos comenzaron a parpadear lentamente. Es decir le “sonrieron” a su amo. Mientras que lo más impresionante se generó con el segundo experimento. Cuando los humanos parpadearon lentamente hacia el gato, este se acercó y actuó con un comportamiento típico de los perros: el gato les dio la pata.

Gatos podrían reconocen su propio su nombre aunque no lo creas, según estudios

“Como alguien que ha estudiado el comportamiento animal y es dueño de un gato, es genial poder demostrar que los gatos y los humanos pueden comunicarse De este modo. Es algo que muchos dueños de gatos ya habían sospechado, por lo que es emocionante haber encontrado evidencia de ello”. Estas fueron palabras de Karen McComb, profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sussex.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba