Estudios

Evidencia encontrada en el cráter Chicxulub revela nueva información sobre lo que ocurrió en la extinción de los dinosaurios

La extinción masiva de los dinosauros en la Tierra ocurrió tras el devastador impacto de un asteroide. Según los registros de los científicos el acontecimiento ocurrió hace unos 66 millones de años. Y explican los eventos que se desataron después de la catástrofe. Entonces hay una evidencia principal: el cráter Chicxulub, ubicado en la península de Yucatán, México. Sitió que, decenas de millones de años después sigue siendo objeto de investigación.

En primer lugar se pensaba que, tras el impacto del asteroide se desataron una serie de fenómenos que terminaron con la vida de los dinosaurios. Un estudio anterior reseña que hubo incendios forestales a tal magnitud, que liberaron impresionantes cantidades de carbono negro hacia la parte exterior de nuestra atmósfera. Esto generó un bloqueo temporal al sol, que a su vez le dio paso a las bajas temperaturas. Mismas que terminaron con la vida de los animales prehistóricos.

Sin embargo una evidencia encontrada en el cráter Chicxulub sugiere que la liberación de carbono negro no ocurrió por los incendios. Afirman que esta sustancia se elevó hasta nuestra órbita, debido al mismo impacto del asteroide. Los investigadores analizaron los sedimentos del cráter y sitios oceánicos cercanos. El propósito fue encontrar el origen del hollín que bloqueó al Sol, reseñó Daily Mail.

Cráter Chicxulub

La evidencia del cráter Chicxulub

Al estudiar estos suelos encontraron una serie de hidrocarburos capaces de ejercer calentamiento rápido. Entonces esto pudo liberar el hollín mucho más rápido de lo que lo hace un incendio forestal. “Las características de PAH indican un calentamiento rápido y una fuente de carbono fósil. Y son consistentes con el carbono sedimentario expulsado del cráter de impacto, Mismo que luego fue dispersado por la atmósfera”, se lee en una parte del estudio. El artículo fue publicado en la revista PNAS.

Detallaron que esta sustancia provino directamente de las rocas y no del incendio de los bosques y vegetación. “El hollín derivado de la roca objetivo contribuyó inmediatamente al enfriamiento y oscurecimiento global que redujo la fotosíntesis y provocó una extinción generalizada”. sostuvieron.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button