facebookGenerallinkedinsocial mediasocial networksTwitter

Adiós a los botones y contadores sociales

IMAGE: former social buttons at enriquedans.com

Los que visitáis habitualmente esta página seguramente lo habréis notado: los botones de compartir en redes que aparecían debajo de cada entrada y los contadores sociales que aparecían a la izquierda han desaparecido. Y no, no se trata de ningún tipo de problema técnico, sino de una decisión completamente meditada y consciente: hacía tiempo que no me aportaban prácticamente nada, más que ralentizar sensiblemente el tiempo de carga de la página.

Como seguramente sabéis, el tráfico no es en esta página un fin en sí mismo. Obviamente, prefiero tener una página con algo de tráfico que dé más difusión a lo que escribo que tener una página que solo leo yo, pero realmente, dado que hace mucho tiempo que descarté la publicidad como una fuente de ingresos – tan pronto, en realidad, como pude aprender lo suficiente sobre su funcionamiento – no gano más cuando tengo más tráfico, ni me obsesiono especialmente con las estadísticas.

Básicamente, vivo al margen de ese tipo de preocupaciones: cada mañana, trato de encontrar un tema interesante sobre el que escribir, lo selecciono, lo documento, escribo, le doy al botón de publicar, leo los comentarios y las reacciones en redes sociales, y cuando puedo, contesto algunos. En ese sentido, tratar de «estimular» a mis lectores para que compartan lo que han leído me parece poco útil, y si efectivamente quieren compartirlo, siempre pueden copiar el titular y el enlace correspondientes en las redes que estimen oportunas en cada momento. Obviamente, aprecio que alguien comparta lo que he escrito como lo he apreciado siempre, pero no considero que poner un botón invitando a hacerlo aporte gran cosa. Mis lectores saben perfectamente cómo compartir lo que quieran.

Tampoco me preocupa en absoluto saber si mis artículos han sido más o menos compartidos en redes sociales, algo que en cualquier caso podría saber consultando las estadísticas correspondientes si ello me generase algún interés, ni menos aún presentar esas estadísticas en mi página como si fueran algún tipo de «sello de aprobación»: a estas alturas, dudo que si alguien quiere leer lo que he escrito, lo quiera hacer porque haya sido más o menos compartido en redes sociales.

Related Articles

Desde hace ya mucho tiempo mantengo una actitud crítica ante las redes sociales, y como tal la reflejo habitualmente en muchos de mis artículos. Obviamente, no soy el único: recientemente, Matthew Inman, creador de la popular tira cómica The Oatmeal, publicó una de sus reflexiones titulada «Reaching people on the internet in 2021«, con la que coincido plenamente: si produces contenido regularmente en la web, lo mejor que puedes hacer es tratar de reducir todo lo que puedas tu exposición a las redes sociales, y aspirar a que la mayoría del tráfico que recibas venga de manera directa, no porque te han visto en una de ellas. Creo sinceramente que los tiempos de trabajar produciendo material para que sean las las redes sociales las que lo exploten y te den simplemente algunas migajas, si te las dan, terminaron.

Así que, por tanto, adiós a los botones sociales y a los contadores, estoy seguro de que no los echaré de menos. Mantengo los botones de acceso a mis cuentas – en mi caso, que suelo utilizar «edans» o «enrique.dans» indistintamente, es una forma de que alguien sepa localizarme en esas redes y no se confunda – y, por supuesto, el contador con el número de comentarios. En realidad, es una decisión que había tomado hacía mucho tiempo, y que simplemente estaba esperando a que por alguna otra razón tuviese que tocar la plantilla de la página. De hecho, el botón de compartir en Twitter llevaba bastante tiempo estropeado, y ni me había molestado en arreglarlo.

Pronto, algunos cambios más.


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button