gadgets

Probamos el ratón inalámbrico pequeño Trust Ozaa Compact

Foto de producto del ratón en color azulHace años que mi ordenador es un portátil que va conmigo da casa al trabajo –lo que puede ser en hasta cinco edificios distintos– y viceversa. Y que también se viene de viaje conmigo. Pero a pesar del trackpad siempre me gusta llevar un ratón conmigo. En las últimas semanas ha sido un Trust Ozaa Compact que he estado probando y estoy encantado con él. Ojo, no confundir con el Ozaa o el Ozaa+.

Como su nombre indica se trata de un ratón inalámbrico pequeño que mide 105×64×37 milímetros, así que tampoco es minúsculo. Eso lo hace interesante para manos pequeñas y para poder meterlo en una bolsa o mochila en la que siempre acaban viajando muchas cosas más. Su peso es de 69 gramos.

Es un ratón óptico de cinco botones: izquierdo, derecho, el de la rueda, y dos situados en el lado izquierdo. Aunque Trust dice que tiene seis. Pero el sexto es en realidad para cambiar la velocidad de desplazamiento entre 800, 1.600 y 3.200 dpi; no sirve para otra cosa. Con el diseño que tiene no es ratón para zurdos, por cierto. Los botones y la rueda son silenciosos.

Según el fabricante es compatible con Chrome OS, macOS 11 o superior, y Windows 10 o superior. Pero también lo he probado en iOS. Aunque para poder aprovechar todos sus botones en macOS tendrás que utilizar un software como USB Overdrive. Si él el sistema no te permitirá programar el funcionamiento del botón de la rueda o de los dos laterales. USB Overdrive es shareware, así que no supone un coste adicional. Pero si lo vas a utilizar estaría bien que lo pagaras. Te servirá para controlar mejor todo tipo de dispositivos USB.

La conexión es mediante un receptor inalámbrico con conector USB-A que se aloja en una ranura en la parte inferior del ratón cuando no está en uso o vía Bluetooth. Un botón en la parte inferior permite escoger entre la conexión USB o hasta dos dispositivos Bluetooth. El botón de encendido y apagado está también en la parte inferior.

Funciona con una batería recargable que se carga en tres horas mediante un conector USB-C que está en la parte frontal inferior del ratón. Las especificaciones no mencionan su capacidad pero la página del producto dice que dura hasta un mes. Por supuesto dependerá del uso pero como decía yo llevo varias semanas utilizándolo y aún anda por el 30 %. Claro que, insisto, no es mi ratón principal. Incluye cable USB-A a USB-C para la carga. La batería no es reemplazable, así que cuando muera habrá muerto el ratón, que habrá que llevar a reciclar.

Por cierto que hablando de reciclar el ratón está fabricado en plástico ABS reciclado en un 60 %. Está disponible en azul, blanco, morado y negro.

Al publicar esta reseña su precio es de 40 euros en Amazon. Si buscas un ratón para meter en tu mochila o bolsa de la cacharrada o un ratón más pequeño de lo habitual creo que este es una opción a tener en cuenta. Aunque sólo sea por ser de una marca conocida con la garantía que eso supone en vez de los siete millones de ratones de marca NiSuPu que puedes encontrar por ahí.

Eso sí, odio como es el PDF del manual: viene con las páginas en la misma disposición con las que se imprimen, lo que no es nada cómodo para verlo en una pantalla. Esto, además, debe ser tendencia, pues lo he visto también en manuales de dispositivos de otras marcas.

_____
El enlace a Amazon lleva nuestro código de asociado, así que si compras el ratón o alguna otra cosa tras haberlo seguido es posible que cobremos algo en forma de comisión.

# Enlace Permanente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button