appledesigngamingGeneralreinventingreinventionvirtual realityVR

¿Cómo reinventar algo que aún no está inventado?

IMAGE: Pixaline - Pixabay (CC0)

Bloomberg publica algunos detalles acerca del trabajo de Apple en realidad virtual, un tema al que la compañía lleva ya tiempo dedicando ingentes cantidades de recursos tanto en términos de dedicación de empleados como de recientes adquisiciones.

Aparentemente, la compañía estaría trabajando en un visor similar a los que conocemos de Oculus VR, HTC y muchos otros competidores, con algunos detalles interesantes como el hecho de tener un procesador de los de su nueva línea, un exterior de tela y un ventilador, y que se supone sería un precursor de los futuros desarrollos que llevarían a cabo en realidad aumentada, con fechas posibles respectivas en 2022 y 2023.

Pero más allá de las características técnicas del producto, me interesa su planteamiento. Indudablemente, la realidad virtual o aumentada se encuentran en su momento dulce no como categoría de producto, sino de cara a una posible reinvención: por el momento, han sido siempre productos de relativo nicho, bien orientados al gaming, o con intentos de extensión a otras actividades, como el de Google con Google Glass, que resultaron claramente fallidos.

La comparación con otros productos anteriores de Apple resulta inmediata: antes de que la compañía lanzase su primer ordenador personal, los ordenadores eran «otra cosa», aún bastante marginales en su uso y decididamente no personales, de manera que sus primeros productos son asimilados a una reinvención del ordenador. Lo mismo ocurrió con su reproductor MP3, el iPod, que triunfó en una categoría en la que había miles de competidores, gracias a una reinvención de su planteamiento. Lo mismo ocurrió con el smartphone, o con los tablets: categorías de producto en las que había habido múltiples competidores e iniciativas, pero muy escaso éxito como tal.

Related Articles

Ese tipo de reinvención se basa, fundamentalmente, en una agresiva redefinición de la propuesta de valor para el usuario: en el iPod, por ejemplo, el usuario pasaba de ver al reproductor MP3 como eso, un reproductor, y pasaba a verlo como el sitio en el que tener toda su colección de música completa y organizada mediante una aplicación y, si quería, una tienda. En el iPhone, el usuario dejó de ver un teléfono, y pasó a entenderlo como un ordenador de bolsillo. Apple en ningún caso fue la primera en plantearlo, pero eso no tiene ninguna importancia, y de hecho, los primeros que plantearon algo así han sido literalmente ignorados por la historia. No se trata de ser el primero, sino de plantear esa redefinición de la manera adecuada. No se trata de hacerlo, sino de hacerlo bien, y de poder ejercer un liderazgo sobre la categoría y sobre el mercado.

Visto así, y considerando que Apple tiene ya más que suficiente crédito a la hora de redefinir productos… ¿en qué aspectos podría basarse una reinvención de esa categoría de la realidad virtual y aumentada? ¿Qué usos podríamos dar a ese visor o a esas gafas que sean diferentes a lo que se ha planteado hasta ahora, y que lo hiciesen dejar de ser un dispositivo de nicho, para pasar a ser algo que todos queremos tener? Si consideramos que, en realidad, la realidad virtual y la aumentada, aunque existen como tales y cuentan con competidores que llevan trabajando en ello bastante tiempo, no ha sido inventada aún desde una óptica de interés general… ¿en qué podría consistir su reinvención? Más allá de los aspectos técnicos o del diseño, ¿qué propuestas de valor o qué usos podemos plantear, además del obvio de los videojuegos, que conviertan un visor de realidad virtual en un producto con el sello inconfundible de Apple, capaces de redefinir drásticamente la relación de los usuarios con la categoría, y que otros competidores no hayan encontrado aún?


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button