CómicsEl PaisGeneralmanagementmodelspersonalSusana Carrizosa

Comics y management

IMAGE: René Goscinny et Albert Uderzo

Susana Carrizosa, de El País, me llamó por teléfono para pedirme que le enviase un correo electrónico breve describiendo mi relación con los cómics y hasta qué punto me influenciaban actualmente, si los utilizaba como modelo, etc.

El pasado lunes 3, Susana publicó su artículo sobre el tema en El País, «¿Y si mi jefe fuera como Astérix o Tintín?» (pdf), en el que recoge algunos de mis comentarios.

En mi caso, quise destacar la obsesión que tenía mi padre por conseguir desarrollar en mí el hábito de la lectura, y cómo me compraba cómics sin parar para conseguirlo. En parte, creo que, además, los cómics le encantaban a él también, porque cuando ya tuve ese hábito completamente desarrollado y me leía hasta las enciclopedias, siguió comprándome cómics de manera habitual, cosa que yo agradecía muchísimo porque me encantan (aún hoy, es ver algunos cómics y lanzarme a leerlos como si fuera un auténtico drogadicto).

Actualmente, los cómics forman una parte imprescindible de mi actividad como profesor, una forma de introducir conceptos complejos de una manera accesible y agradable. En casi todas mis clases o conferencias intento introducir esos momentos de contenido aparentemente más relajado en formato viñeta, pero que permiten hablar de algunos temas de una manera que me resulta comunicativamente muy eficiente.

Related Articles

A continuación, los comentarios que envié a Susana:

Mi padre siempre insistía mucho en que leyese, algo que en mi caso no le costaba demasiado porque yo era el típico niño repelente que se leía hasta las enciclopedias (y de verdad que no es una figura retórica, mis padres tenían una Salvat de 4 tomos que yo me dedicaba a leer como si fuera un libro y, para desesperación de algunos de mis tíos, luego metía en conversaciones «palabros» que había visto allí… según ellos, era imposible ser más pedante!!) y para ello, me compraba habitualmente cómics, que yo devoraba. Si iba a casa de amigos o de mis primos, era habitual que encontrase alguno de esos tomos gordos de cómics de Bruguera y que me pasase media visita leyendo en algún rincón tranquilo.

¿Los cómics como influencia? Me entretenían mucho, sin duda, pero los cómics clásicos españoles en general, aparte de divertidos, me parecían siempre «colecciones de desastres» que no me han influenciado demasiado como tal, más allá de algunos estereotipos divertidos a los que recurres ocasionalmente. En el lado francés, con Tintín y, sobre todo, con Asterix, me parece que encontré más inspiración como tal, y de hecho, he recurrido a ellos muchas veces en presentaciones: la aldea gala y su resistencia al invasor está presente muchas veces en mis imágenes. También tiendo a encontrar muchos temas interesantes en los cómics geeks que sigo habitualmente: Randall Munroe en XKCD con sus arquetipos de los nerds y las tecnologías, las metáforas de Matthew Inman en The Oatmeal (llevo años recomendando uno de sus cómics como lectura para mi primer día de clase), o los clichés de Rob Cottingham en Noise to Signal son elementos habituales en mi forma de comunicar y de hacer accesible la tecnología y sus efectos.

A Asterix lo utilizo para varias cosas, bien en negativo (la resistencia al cambio ejemplificada en la aldea gala que quiere mantenerse al margen de la romanización), o en positivo (la tecnología como poción mágica y como forma de solucionar determinados problemas). A Tintín lo suelo utilizar como ejemplo de estrategia y planificación, pero que deja sitio para la improvisación y las reacciones rápidas. Lo mejor es que son referencias bastante universales (mi audiencia es 95% no española y se perderían si utilizas cómics intrínsecamente españoles como Mortadelo, Anacleto o Zipi y Zape), y que los asistentes captan muy rápido por dónde quieres llevar el razonamiento. Son «momentos ligeros» en una presentación, que siempre vienen bien para «dar algo de aire» al mensaje.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button