China y Estados UnidoshardwarehuaweilgMóvilespantallas OLEDsamsung

Samsung quiere venderle pantallas a Huawei, a pesar de las restricciones estadounidenses

Samsung

Comentábamos ayer el duro golpe que recibió Huawei con las nuevas restricciones implementadas por el Gobierno de Estados Unidos, las cuales decantarían en el quiebre de su relación comercial con varios proveedores de componentes. Entre ellos se encuentra Samsung Display, su proveedor de pantallas.

Huawei es un cliente importante para Samsung, por lo que estas restricciones también comprometen sus intereses. Por lo mismo, intentando aprovechar las instancias legales disponibles, la compañía surcoreana decidió apelar esta medida, que se encuentra en las vísperas de su entrada en vigencia este 15 de septiembre.

Fuentes cercanas a Samsung, señalaron en conversación con ZDNet que su división dedicada a la fabricación de pantallas solicitó una licencia al Departamento de Comercio de Estados Unidos para poder, de forma excepcional, exportar tecnología a Huawei. Este requerimiento fue emitido formalmente ayer.

Para dimensionar este impacto, cabe recordar que Samsung Display se encuentra entre los proveedores estrella de Huawei. Después de Apple y Samsung Electronics, la compañía china es su tercer cliente más importante.

Samsung Display es el proveedor principal de Huawei para la adquisición de paneles OLED. Mientras algunos de sus modelos combinan el uso de estos paneles con los de otros fabricantes, hay otras instancias en las que se patenta una relación de dependencia mayor entre ambas compañías. Una muestra es el caso del Huawei P40 Pro+, móvil insignia de la compañía china, cuya pantalla se construye exclusivamente en base a componentes de Samsung.

Otra compañía afectada por estas sanciones es LG Display, empresa encargada de proporcionar paneles OLED a Huawei para sus televisores y teléfonos inteligentes. Sin embargo, a diferencia de sus compatriotas de Samsung, el flujo de ventas que tienen con el gigante tecnológico chino es menor. Por lo mismo, de acuerdo a las fuentes citadas anteriormente, LG no ha solicitado permisos especiales para hacer negocios con Huawei y hasta el momento, no hay luces de que algo así vaya a ocurrir.

Logo de Huawei

La solicitud de Samsung se enmarca dentro de los recursos que las mismas políticas restrictivas de Estados Unidos proporcionan como salida alternativa. Desde la entrada en vigencia de estas limitaciones el 15 de septiembre, si una compañía que utiliza tecnología estadounidense (manufactura, patentes, etc.) pretende colaborar con Huawei, tendrá que elevar una solicitud al Departamento de Comercio estadounidense. Bajo estas condiciones, aún siendo empresas extranjeras, Samsung y LG pueden categorizarse dentro de este perfil.

Aunque el alcance de esta situación va más allá del espectro de las pantallas, comprendiendo también la relación con proveedores de otros componentes como chips u otras piezas, quedará a criterio de cada empresa la elección de aceptar las restricciones con sumisión o arriesgarse a agitar las aguas en defensa de sus negocios, en medio de un contexto cada vez más tenso y frío entre Estados Unidos y China.

Al menos en lo que a pantallas respecta, si Samsung Display no llega a buen puerto con su solicitud, Huawei tiene algunas alternativas en el radar. Entre las principales está BOE, proveedor chino de paneles OLED para algunos terminales de Huawei como el P40 Pro y de paneles OLED curvos para la misma compañía y otras marcas como Motorola. Además, desde hace poco más de un año esta compañía se posicionó como líder en la fabricación de pantallas para ordenadores portátiles, condición que los perfila como un candidato integral para suplir las carencias que eventualmente dejen como consecuencia estas medidas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba