acquisitionscorporate ITcorporate-communicationscrmGeneralM&AMarc BenioffmicrosoftSalesforceSlackStewart Butterfield

Slack, Salesforce, y el mercado del software corporativo

IMAGE: Salesforce and Slack logos

Las conversaciones de Salesforce con Slack de cara a una posible adquisición están agitando el complejo panorama del software corporativo, y planteando posibilidades muy interesantes que ponen a prueba la estrategia de una de las compañías más importantes en ese segmento, Microsoft. En el año 2016, Microsoft llegó a plantearse una adquisición de Slack con una valoración de 8,000 millones de dólares, pero Bill Gates aconsejó a la compañía que se centrase en el desarrollo interno, primero tratando de mejorar Skype, y posteriormente mediante el desarrollo de Teams. Anteriormente, Microsoft había tratado de adquirir también Salesforce por un total de 55,000 millones de dólares en la que habría sido la mayor adquisición de su historia, pero esas conversaciones no llegaron a fructificar. Más tarde, en 2016, Salesforce trató de adquirir LinkedIn, pero esta terminó siendo finalmente adquirida por Microsoft, lo que generó una denuncia de la primera por posible comportamiento monopolístico que fue finalmente desestimada.

Además, el pasado julio, Slack denunció también a Microsoft por comportamiento monopolístico cuando la compañía de Redmond abrió el uso de Teams para competir con ella, argumentando que Microsoft podría estar obligando a las compañías a instalar Teams en su Office.

Ahora, es Salesforce quien se plantea la adquisición de una Slack convertida en auténtica estrella de la pandemia, con una valoración que podría situarse en torno a los 17,000 millones de dólares y que ha provocado un fuerte incremento de su cotización: las acciones de Slack se situaban en torno a los $30 el pasado miércoles, y se sitúan ahora cercanas a los $41, lo que ha provocado que la valoración de la compañía alcance los 23,200 millones de dólares.

Para Salesforce, la adquisición de Slack, una compañía que mantiene una fortísima popularidad en el segmento startup, supondría una interesante posibilidad de desarrollar ese mercado: en general, Salesforce tiene una llegada mucho más fuerte con su software corporativo en la nube a compañías más grandes y consolidadas, y explorar el segmento de compañías más pequeñas pero con potencial de desarrollo podría ser sumamente interesante. Aunque la oferta de software corporativo de Salesforce es enorme y cubre prácticamente todos los ámbitos, la identificación que el mercado hace de ella es fundamentalmente la del soporte de operaciones que miran hacia el exterior (CRM, clientes, proveedores, etc.), mientras que Slack es más una compañía identificada con la comunicación interna, con operaciones que miran hacia el interior, lo que daría lugar a un encaje estratégico muy interesante.

Related Articles

Por otro lado, la mala experiencia del fundador de Slack, Stewart Butterfield, en la venta a Yahoo! en 2005 de su compañía anterior, Flickr, podría pesar también a la hora de plantear una nueva operación similar. En 2005, la adquisición de Yahoo! significó un autétnico abandono de Flickr, que perdió completamente su buen momento y su relevancia y se convirtió prácticamente en un zombie que terminó por ser malvendido trece años después.

La pandemia y el escenario que se prevé para cuando esta haya terminado ha hecho crecer de manera destacada la relevancia de las aplicaciones de comunicación, tanto de videoconferencia, como es el caso de Zoom, como de mensajería y coordinación. Microsoft considera este segmento fundamental para su crecimiento, y el caso de Slack es especialmente interesante, porque a sus capacidades como aplicación de mensajería avanzada añade una API enormemente flexible que permite su integración con prácticamente cualquier otro tipo de aplicación (gestión de proyectos, sistemas de ticketing, mensajería, documentos compartidos, etc.), lo que permite el desarrollo de sistemas corporativos muy avanzados. Una filosofía de plataforma abierta muy similar a la utilizada por Marc Benioff en Salesforce, que podría generar, sin duda, sinergias muy interesantes.

Las conversaciones entre Salesforce y Slack parecen estar bastante avanzadas, y se espera una decisión en los próximos días.


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also
Close
Back to top button