Móviles

Review del Samsung Galaxy Note20 Ultra: un legado que respetar [FW Labs]

El Galaxy Note20 Ultra de Samsung es, probablemente, el mejor teléfono con Android en la actualidad, y sí, es algo que suele repetirse en estas fechas y con esta saga.

Y es que hay un legado detrás de estos equipos, uno que habla de que siempre podías esperar el de las especificaciones más enloquecidas, el de las características que rozaban lo innecesario. El celular gigante que nadie necesita pero que todos quieren.

Actualmente, dada la fuerte competencia y la aparición de otros actores, existen celulares con especificaciones técnicas aún más “over the top”, por lo que Samsung se debe refugiar en entregar una experiencia con esta línea, exacerbar lo único de tener un S-Pen que se guarda dentro del equipo y lo avanzado de esta pieza extra.

Antes de seguir, vamos con las especificaciones técnicas de la versión revisada, que corresponde a la que se vende en Latinoamérica:

Samsung Galaxy Note20 Ultra
  • Pantalla WQHD Dynamic AMOLED de 6.9 pulgadas con tasa de refresco de 120Hz
  • Procesador Exynos 990
  • 8 GB de RAM
  • 256 GB de almacenamiento base
  • Sistema de cámaras triple: principal de 108 MP + Ultra gran angular de 12 MP + Teleobjetivo de 12 MP con zoom óptico 5X y hasta 50X híbrido + Láser IR
  • Cámara frontal de 10 MP
  • Batería de 4500 mAh

La promesa aquí es la de ser una máquina tan completa que incluso puedas reemplazar hasta tu laptop en algunas ocasiones ¿Cumple? vamos por partes.

Diseño

Optando por un lenguaje más rectangular que los S20, su frontal casi sin bordes es lo primero que salta a la vista, y es que a pesar de que todos los años lo logren hay que mencionarlo: es, hoy en día, la mejor pantalla que existe en un móvil. Tanto por luminosidad como por ciencia del color y comodidad. Por cierto, tener 120Hz hace que la experiencia sea extremadamente fluida y agradable. No quiero considerar como un equipo premium a nada que no tenga esto último, no en 2020.

Samsung Galaxy Note20 Ultra

Ahora, el placer que genera un equipo tan grande viene con el “pero” de que es físicamente gigante, por lo que a algunos les molestará llevarlo en el bolsillo, quizás. Creo que desde el Xperia Z Ultra en 2014 que no usaba algo tan masivo. Un ejemplo más actual podría ser el ROG Phone de Asus, en ese barrio anda.

Su apellido “Ultra” también le hace honor al módulo de la cámara, que es tan grande y ancho que inconscientemente lo usaba para apoyar el dedo indice mientras lo trataba de usar con una sola mano.

Ahora bien, ayuda bastante que la capa de personalización de Android de Samsung esté pensada para experiencias así, por lo tanto el uso de gestos y algunos trucos de la interfaz hacen más llevadera la experiencia.

El año pasado movieron los botones laterales al lado izquierdo y me incomodaba bastante, porque soy diestro. Ahora volvieron a la derecha y es mucho mejor. Pero, y porque siempre hay un “pero”, movieron sin razón aparente el parlante inferior a la izquierda, por lo que se hace muy simple taparlo con la parte gruesa de tu palma. En el mismo espíritu, el S-Pen se movió a la izquierda, por lo que hay que hacer un acto gimnástico extra para utilizarlo ¿Por qué no puedo ser feliz?

Samsung Galaxy Note20 Ultra

Ahora bien, los parlantes son espectaculares, suenan, no solo fuerte, sino que bien, y son dobles. 10/10, probablemente el mejor celular para consumir contenido multimedia. Además, el agujero en la pantalla se ve más pequeño que en entregas anteriores. No sé si lo redujeron o si se ve más pequeño porque la pantalla es más grande. Si xCloud estuviera disponible en la región, este celular sería mi elección para jugar.

Rendimiento

Entramos en un área que se me hace peliaguda, y no porque haya tenido una mala experiencia con el celular, al contrario, pero es por el hecho de saber que por el mismo precio, en otras regiones, tienen algo mejor.

Sucede que la versión 5G del equipo, que es la única que se vende en Estados Unidos, por ejemplo, tiene el procesador Qualcomm Snapdragon 865+, que en mediciones de otros analistas puede tener un rendimiento hasta un 20% mejor, esto en fuerza bruta como en autonomía de la batería. Además, tienen 12 GB de RAM en vez de los 8 GB de aquí.

Samsung Galaxy Note20 Ultra

¿Necesito 5G? No, y probablemente no lo necesitemos por varios años más, pero si soy una persona que puede pagar los más de mil dólares que cuesta el equipo, tener la opción de probar esto en mis viajes de negocio sería genial, por ejemplo, o estar más blindado para el futuro, como con el S20 Ultra.

¿Necesito esa RAM extra? Probablemente no. No tuve problemas corriendo aplicaciones en multitarea ni cuelgues. Tampoco tuve problemas usando DeX de manera inalámbrica en el televisor ni existe aplicación que le genere un problema al celular, por ahora.

¿Necesito ese rendimiento extra? Sería genial tener más duración de batería, sin duda. El equipo corriendo siempre a 120Hz, con el Always On Display y con Galaxy Watch Active2 conectado siempre me daba un poco más de 5 horas de pantalla encendida. Logro llegar al final del día, pero no me da de sobra. En un Note, siempre quiero que sobren especificaciones, ese es el espíritu, al menos.

Ahora bien, a cambio de eso tenemos almacenamiento base de 256 GB en vez de 128 GB, que igual es ampliable vía microSD, por lo que en mi escala de prioridades, siento que la versión con Exynos está algo por debajo, y sí, probablemente a 9 personas y media de 10 no le importe nada de lo anterior, pero es mi trabajo fijarme en esas cosas, a mí sí me importa.

Samsung Galaxy Note20 Ultra

Hay que aclarar que igual la experiencia de uso es gloriosa, si no existiera la versión 5G lo hubiera disfrutado aún más, solo me hubiera extrañado el tema de la RAM, porque el Note10+, que se lanzó en 2019, tenía más.

Por cierto, como punto extra: que hayan reducido la latencia del S-Pen a 9ms se siente como un milagro en esta pantalla. Creo que nunca habíamos estado más cerca de la experiencia de escribir en papel, pero en un celular. Realmente impresionante.

Fotos

Samsung no ha lanzado en su historia un celular con mejor set de cámaras que éste. No necesitábamos el zoom a 100X, no funcionaba bien, hasta los 50X por ahora se hacen mucho, pero es bueno que estén, porque como dije antes, es un Note y quiero que sobre.

El tratamiento de imagen de Samsung tiene su dulzor, su algo único que la gente reconoce y aquí se utiliza a favor, como si ya no lo quisieran esconder, y me parece bien, a mucha gente le gustan las fotos con más “punch”, con más saturación.

El uso de inteligencia artificial para mover los ajustes funcionan, por lo general, súper bien. A la vez, que el lente sea tan grande te permite dar efecto “bokéh” no artificial, y me encanta. Los problemas de foco que podían existir en el S20 Ultra desaparecieron el sensor ToF incluido.

Ahora bien, siento que el Modo Noche arruina un poco las fotos al esconder demasiado las sombras. Dale una oportunidad al modo normal, probablemente tengas un mejor resultado, más realista y más agradable.

Samsung Galaxy Note20 Ultra

Veamos el rendimiento del zoom periscópico, aquí vamos del ultra gran angular al 50X:

Ahora veamos el Modo Nocturno contra el modo normal. Inmediatamente sabrás cuál es cuál:

Palabras al cierre

Lo dije al principio y lo repito: no creo que exista mejor celular con Android hoy en día. Eso, evidentemente, viene con un precio elevado. En Chile se vende a CLP $1.199.990. En México cuesta MXN $33,999.

¿Es el teléfono que necesitas? Probablemente no, a menos que aprecies mucho la existencia del S-Pen y quieras lo último de lo último, siempre.

Samsung Galaxy Note20 Ultra

Es un lujo, un “cariñito”, algo que te das porque puedes o porque quieres y sientes que ya es hora de dar el salto a un súper teléfono.

Si estás en el Note10+, no creo que valga mucho la pena, pero en cualquier versión anterior, sí, es un cambio radical, sobretodo por la pantalla a 12oHz y la exquisita calidad de construcción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba