alexaamazonGeneralhome assistantskidsmusicmusic industryrightssmart speakers

Ganando dinero… ¿con qué?

IMAGE: Poop emoji

Lo siento, pero no podía dejar de escribir sobre esta noticia: algunos músicos reportan que Amazon Music se ha convertido en su fuente de ingresos más significativa, debido a que tienen entre sus obras canciones que contienen la palabra «poop» (caca), y que aparentemente, muchos niños gritan esa palabra a Alexa y le piden canciones que la contienen.

La noticia. sobre la que tengo mis ciertas dudas sobre todo en lo referente a lo significativo de los ingresos, tiene no obstante su gracia, porque Alexa, en ocasiones, contesta a los niños cosas como «esto no es apropiado, pero ahí va», y para los niños, las canciones que hablan de pañales con caca, de culos, de pedos o de pis tienen un atractivo indudable. El resultado es que canciones como esta, esta, esta o esta otra se convierten, de manera absolutamente inesperada, en estrellas del hit parade infantil y en éxitos cantados en guarderías y colegios, con todo lo que ello conlleva para sus sorprendidos autores.

Habitualmente, estos niños debían pasar por el filtro de sus padres para reproducir estos contenidos, depender de que sus padres conocieran canciones relacionadas con eso, y que tuviesen a bien acceder a ellos. ¿Qué pasa ahora? En la era de la inmediatez y el acceso omnímodo a todos los contenidos, independientemente de su popularidad, basta con que el niño grite «caca» a Alexa, para que Alexa vaya y le ponga una canción, lo que desencadena un juego para pedirle a Alexa más y más canciones de ese tipo (con la gracia de que, además, muchos niños a esa edad pueden escuchar el mismo contenido sin parar y, aparentemente, sin hartarse).

¿Qué cabe esperar de una «revelación» como esta? Sin duda, más artistas que intenten beneficiarse de este tipo de fenómenos y que traten de posicionar sus canciones en Amazon Music con palabras que puedan resultar atractivas para un público aparentemente incansable, que hace sonar la caja registradora, aunque sea con cantidades muy pequeñas, cada vez que la canción es reproducida.

En fin. A esto hemos llegado.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also
Close
Back to top button