Noticias

La carga rápida es un viaje de sólo ida. Tras muchos años usándola, ya no puedo vivir sin ella

La carga rápida es un viaje de sólo ida. Tras muchos años usándola, ya no puedo vivir sin ella

Si usas el móvil con frecuencia e intensidad como yo, nunca tienes suficiente batería. En mi caso además me gusta tener teléfonos manejables y moderadamente ligeros (dentro de lo que me permiten las tendencias), lo que significa optar por modelos no Pro. Menos tamaño suele implicar menor batería y por ende menor autonomía. Bendita carga rápida.

Porque para quienes los teléfonos Ultra o Max no son una opción (obvio que también se les gasta la batería) ni tampoco valoramos los ruggerizados o gaming, que integran pilas de mayor capacidad, la solución pasa por cargar la batería cuanto antes.

Aunque en lo profesional uso unos cuantos móviles Android en mi día a día, en mi vida personal empleo iPhone y no es ningún secreto que Apple no entra en la batalla de los watios (por aquello de cuidar la batería, algo de lo que hablaremos más adelante). No pasa nada, llevo generaciones haciendo uso de su Power Delivery 2.0 que promete el 50% de carga en media hora y agradecida, aunque el móvil de 200 euros de mi madre carga más rápido.

Quiero tener una carga muy rápida a mano para emergencias

Reconozco que en lo relativo a la carga rápida, Android me pone los dientes largos. Así, mientras que los últimos iPhone versión Pro soportan una carga a 20 W (extraoficialmente alcanzan los 27 W), en Android el Realme GT Neo 5 llega a los 240 W y en medio una larga lista de terminales de todos los precios. En mi cabeza, el recuerdo de esos cargadores pequeñitos de 5 y 10W. Sí, eran ligeros y cabían en cualquier parte, pero el peaje a pagar era mi paciencia.

{“videoId”:”x85yp3l”,”autoplay”:true,”title”:”COMO CUIDAR Y PROTEGER la BATERÍA de tu MÓVIL: Alarga su vida útil”, “tag”:”webedia-prod”}

Hubo un tiempo en el que era un hábito lo de irse a dormir dejando el móvil cargando en la mesita de noche (puedes seguir haciéndolo teniendo en cuenta algunas recomendaciones), pero hoy en día no merece la pena, para eso está la carga optimizada. La cuestión está en que me gusta poder elegir.

Porque hay días en los que paso casi toda la jornada en casa y quedarme sin batería no va a ser un problema, pero cuando tienes que cubrir un evento y lo necesitas para todo o te vas de viaje de placer y lo vas a usar para moverte por la ciudad, para hacer fotos y vídeos, sienta de lujo que en esa pausa para comer o la siesta puedas cargarlo. O que estés en un hotel donde los enchufes son un bien escaso y tengas necesites que esté libre cuanto antes. Pero también simplemente que se te haya olvidado cargarlo y necesites la máxima batería posible en pocos minutos.

Cargas rápidas hay muchas: la Quick Charge de Qualcomm, el  Pump Express de Mediatek, VOOC de OPPO, Dash de OnePlus o directamente el estándar Power Delivery: en realidad me da igual, solo quiero que acuda al rescate cuando la necesite. ¿Pero no deteriora la batería? Sí, pero como he comentado, no la uso a diario: la carga rápida está para ocasiones especiales, porque el dispositivo se calienta más, aumenta la degradación de la batería y por tanto, afecta a su vida útil.

Habrá quien piense ‘entonces cargo la batería lo más lento posible y así me durará más‘. Pero te estarás perdiendo esta magnífica función y tengo claro que todo el mundo en algún momento de su vida se ha encontrado con que va a salir de casa en breves y se ha olvidado de cargar el móvil. Y aún así, la batería del móvil va a seguir estropeando con el uso, uses la carga rápida o no.

Kilian Seiler Pzlgtuahxmm Unsplash

Sustitución de batería. Unsplash

Dicho esto hay que asumir algo: que haya soporte de actualizaciones de siete años no implica que tu teléfono vaya a durar tanto. Y si lo hace, ten por seguro que entre las operaciones de mantenimiento va a estar la sustitución de la batería tarde o temprano. De hecho, Europa ha lanzado una ley que obliga a que las baterías de los móviles se puedan sacar y sustituir fácilmente. En mi caso, cambio de teléfono cada dos años y mis dispositivos Android van renovándose incluso con más frecuencia al ser para trabajo. Yo lo tengo claro: la carga rápida es una de las funciones que más agradezco. Los cargadores pequeñitos y poco potentes, ya ni en pintura.

Portada | Realme GT 3, análisis de Xataka

En Xataka Android | Carga rápida, ¿pero cuánto? Esta app te dice a qué potencia carga tu móvil


(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();


La noticia

La carga rápida es un viaje de sólo ida. Tras muchos años usándola, ya no puedo vivir sin ella

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por
Eva Rodriguez de Luis

.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button