Noticias

Una productora de anime trata de borrar vídeos de un canal de YouTube y la plataforma termina cambiando sus normas sobre copyright

Una productora de anime trata de borrar vídeos de un canal de YouTube y la plataforma termina cambiando sus normas sobre copyright

Hace unos días, el youtuber Mark Fitzpatrick, informó de que YouTube ha fallado en su favor en las más de 150 reclamaciones de derechos de autor presentados contra su canal Totally Not Mark por la productora de anime Toei Animation. Fitzpatrick vio a finales del año pasado cómo varios años de su trabajo online eran retirados provisionalmente de Internet y, de hecho, en caso de no haber salido victorioso, tal cantidad de reclamaciones se habrían traducido en su expulsión de la plataforma.

Pero no ha sido sólo Fitzpatrick quien ha salido victorioso de este proceso, pues —según ha relatado en su último vídeo— a raíz del mismo YouTube ha decidido implementar una nueva regla relativa a la gestión de derechos de autor que favorece a los creadores de contenidos.

Así, a partir de ahora, un vídeo puede ser eliminado en un país pero permanecer online de cara a los usuarios localizados en otros países. En la práctica, esto significa que lo que hagan los países con las normativas más estrictas (como es el caso de Japón, que prácticamente carece de excepciones de uso legítimo de material con copyright) no afectará al resto de Internet.

El medio especializado Kotaku recoge declaraciones un portavoz de YouTube que niega que esta nueva norma sea “completamente nueva per se”, pues “es consistente con la forma en que YouTube aborda otras eliminaciones legales, [sólo] es la primera vez que YouTube está aplicando la regla a su política de derechos de autor”.

Toei Animation tendría que iniciar, ahora, procesos legales en el extranjero

Según explica en Totally Not Mark, en un primer momento YouTube solicitó a Toei Animation que aclarase si había contemplado la existencia de uso legítimo, y solicitó una mejor justificación de sus demandas de eliminación de contenidos. Ante eso, la productora decidió no responder a YouTube y buscar nuevos modos de bloquear el contenido al margen del proceso ya iniciado, lo que violaba a su vez las normas del portal de vídeos.

“Es importante señalar que si Toei Animation hubiera argumentado que los vídeos infringían la legislación japonesa, YouTube probablemente habría respetado su punto, de vista habría eliminado los vídeos en todo el mundo y podría haber eliminado mi canal”.

Toei Animation remitió después a YouTube una lista más reducida de vídeos que, a su entender, debían permanecer offline. Sin embargo, Fitzpatrick denuncia que la lista era un “surtido arbitrario” totalmente incoherente, en la que se pedía la supresión de algunos vídeos y se obviaban otros muy similares.

“Dado que Toei Animation no estaba dispuesta a ceder en este asunto, si hubieran una demanda en Japón, en un tribunal japonés, es posible que tuviera pocas posibilidades [de ganar] debido a la estrecha aplicación de su versión del fair use. Pero aquí es donde YouTube hizo algo que nunca había hecho antes: un movimiento que añadió un nuevo paso a la política de derechos de autor”.

“[…] Mis vídeos se emiten en inglés y están claramente dirigidos al mundo occidental, por lo que YouTube retiró los vídeos en Japón… pero consideró que los vídeos podían acogerse razonablemente a una excepción de uso legítimo en la mayor parte del resto del mundo”.

En su vídeo, Fitzpatrick también relató que un “alto cargo” anónimo de YouTube contactó con él a través de Discord para disculparse por la situación, y le reveló que ya ha habido otros conflictos entre YouTube y Toei con respecto al uso de sus contenidos.

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Una productora de anime trata de borrar vídeos de un canal de YouTube y la plataforma termina cambiando sus normas sobre copyright fue publicada originalmente en Genbeta por Marcos Merino .

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button