Off-Topic

Niños que han contraído resfriado común tienen anticuerpos contra el coronavirus y además evitarían una extraña condición hiperinflamatoria

Múltiples laboratorios a nivel mundial se encuentran trabajando en una vacuna para frenar la pandemia que generó el coronavirus. Sin embargo los científicos siguen encontrándose con información nueva del COVID-19. A ciencia cierta no hay certezas en varios campos. Algo que sigue generando dudas en un grupo de expertos. En este sentido, un científico llamado Petter Brodin publicó un interesante trabajo en la revista Cell que abarca dos afecciones que estaban siendo relacionadas.

Una de ellas es el coronavirus y la otra es conocida como MIS-C. Esta última mencionada es un síndrome multisistémico inflamatorio, que generalmente ataca a los niños o adolescentes. Entonces habían varias publicaciones que indicaban que el coronavirus en los niños agudizaba esta enfermedad y dejaba a los niños con serios problemas cardíacos.

Sin embargo, según reseña Daily Mail, los niños que previamente han contraído el resfriado común tienen anticuerpos contra el coronavirus. Y al mismo tiempo les impiden desarrollar la afección hiperinflamatoria llamada MIS-C. El portal británico cita el estudio que publicó Brodin.

MISC

El coronavirus y el MIS-C

Las confusiones que habían circulado anterior a este estudio se deben a que este extraño síndrome es causado por la infección SARS-CoV-2. La misma es la actual responsable que el planeta entero atraviese la pandemia del coronavirus. No obstante la investigación determinó que esta afección inflamatoria es distinta a COVID-19 y a otra conocida como Kawasaki, a la cual también fue relacionada.

Los síntomas que caracterizan a esta enfermedad son: erupción cutánea, fiebre y dolor abdominal. Así como conjuntivitis, tos y dolor de cabeza. De igual forma hay una investigación en curso, debido a que, aunque Brodin demostró que el COVID-19 y un resfriado común genera anticuerpos contra el MIS-C, hay unos niños que no los desarrollaron. Entonces hay científicos estudiando estos casos específicos que se dieron en Texas, Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba