abuseGeneralkidsprivacysocial mediasocial networksTikTokyoungsters

TikTok, los menores y el sentido común

IMAGE: TikTok, by Solen Feyissa, on Flickr (CC BY SA)

Finalmente, con algo más de cuatro años de retraso, TikTok decide cambiar las opciones de privacidad por defecto para cuentas de usuarios menores de edad, uno de los temas por los que muchos la habíamos criticado fuertemente por considerarlo una auténtica demostración de irresponsabilidad.

A partir de ahora, todas las cuentas de menores de dieciséis años serán por defecto privadas, de manera que los vídeos que suban no podrán ser descargados por terceros, solo los comentaristas que hayan sido previamente aprobados podrán comentar en ellas, y sus contenidos no serán sugeridos ni recomendados ni a otros usuarios. Las cuentas de los usuarios de dieciséis y diecisiete también tendrán restringida la posibilidad de que otros usuarios descarguen sus vídeos, pero podrán eliminar esa restricción si lo desean. Además, otros usuarios no podrán utilizar la función de duetos y otras similares con menores de dieciséis, y los de dieciséis y diecisiete tendrán que habilitarlo expresamente. Además, se refuerzan algunas opciones destinadas a la supervisión de las cuentas de menores de edad por parte de los adultos responsables de ellos.

El conjunto de restricciones anunciado es importantísimo en una red que es utilizada diariamente por muchísimos menores de edad. En los Estados Unidos, se calcula que en torno a un tercio de sus usuarios son menores, y los parámetros de la aplicación hacían no solo posible, sino que prácticamente favorecían la aparición de comportamientos considerados peligrosos como el grooming, el sexting, el acoso y otros comportamientos de abuso sexual. La mecánica de la aplicación, unida al funcionamiento de sus algoritmos de recomendación, llevaban a que muchos adultos con tendencias pedófilas recibiesen constantemente recomendaciones de vídeos de menores de edad, en un contexto en el que, en muchas ocasiones, predominaban contenidos de tipo coreografía en los que los menores adoptaban actitudes insinuantes o sexualizadas. Esto creaba un ciclo de retroalimentación en el que los menores encontraban, en muchas ocasiones, que sus vídeos de naturaleza más atrevida fuesen los que obtuviesen métricas de éxito más elevadas.

Los cambios en las opciones de privacidad de TikTok para menores de edad se producen poco tiempo después de que un estudio realizado por Panorama para la BBC pusiese de manifiesto lo que todos considerábamos evidente: que por mucho que la plataforma afirmase que tenía una política de tolerancia cero con respecto a abusos y explotación de menores, esa política se quedaba en un simple enunciado, y cualquier persona podía comunicarse con menores sin ningún tipo de limitación, e incluso no recibir sanción alguna cuando era objeto de denuncia.

¿Cuándo ha decidido finalmente TikTok corregir la irresponsabilidad en la que incurría con respecto a uno de sus segmentos de público más importantes? Muchos años después de haber sido objetos de múltiples denuncias e investigaciones, y cuando ya ha obtenido una posición de popularidad claramente ventajosa. El cambio actual deja perfectamente claro, en todos los sentidos, cuál era la situación anterior, y hasta qué punto a la red social china no le ha preocupado en absoluto que se mantuviese así, en lo que supone una absoluta falta de escrúpulos: de hecho, esa ausencia de controles y esa actitud ambigua ha sido uno de los factores que, sin ninguna duda, ha contribuido a su popularización.

Bienvenidos sean los cambios. Pero que sirvan también para poner de manifiesto de qué manera algunas compañías aprovechan para popularizarse determinadas cuestiones con las que nunca, como sociedad, deberíamos jugar. A pesar de ser sancionada en varias ocasiones y en varios países, la compañía fue capaz de dejar pasar más de cuatro años, en su momento de mayor crecimiento, ignorando conscientemente el peligro al que sometía a sus usuarios mas jóvenes. Cuando volvamos a ver este tipo de patrones de popularización mediante comportamientos irresponsables en algún otro sitio, espero que seamos algo mejores a la hora de ponerlo bajo control.


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button