Ciencia

Escarlatina: ¿qué es esta fiebre que mató a millones de niños en el pasado?

La escarlatina, en el pasado, era una de las principales enfermedades causantes de muerte infantil. A principios del siglo XX, con los avances científicos, se consideró erradicada. Sin embargo, existen un repunte en los últimos años.

También conocida como fiebre escarlata, es causada por los estreptococos, un grupo de bacterias que genera dolor de garganta y sarpullido.

 

¿Cómo surge la escarlatina?

Los estreptococos del grupo A, según explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, habitan en la nariz y en la garganta. Se transmiten con mucha facilidad a otras personas.

Esta infección toma entre dos y cinco días para mostrar sus primeros síntomas tras el contagio. Comienza con fiebre y dolor de garganta, además de vómitos o dolores abdominales.

La escarlatina

La característica más visible es la aparición de un sarpullido rojo uno o dos días después del inicio de la enfermedad, primero en cuello, axilas e ingle. Luego se extiende al resto del cuerpo.

Del descubrimiento de los antibióticos en el siglo XX frenó las muertes infantiles que afectaron en el pasado. La penicilina y la amoxicilina resultaron clave en los tratamientos.

Pero su reaparición está generando preocupación, aparte del COVID-19, en la comunidad científica.

 

El resurgimiento de la enfermedad

Explica Stephan Brouwer, biólogo molecular de la Universidad de Queensland, el alcance actual de la Escarlatina.

“Este resurgimiento mundial ha causado un aumento de más de cinco veces la tasa de enfermedades, con más de 600 mil casos en todo el mundo”, apuntó en su investigación, publicada por Nature Communications.

De acuerdo con el experto, se halló una variedad de superantígenos producidos por una cepa particular del noreste de Asia. Uno de ellos parece dar a los invasores bacterianos una nueva forma de entrar a las entrañas de las células del huésped.

La escarlatina

Lucen, según Brouwer, como poblaciones estrechamente relacionadas con el estreptococo del grupo A, causante de la escarlatina.

El protocolo anti COVID-19 ha ayudado a que la difusión de la enfermedad esté frenada. “Pero cuando el distanciamiento social eventualmente se relaja, es probable que la escarlatina vuelva”, señaló Mark Walker, también de Queensland.

“Al igual que el COVID-19, una vacuna será fundamental para erradicar la escarlatina, una de las enfermedades infantiles más generalizadas y mortales de la historia”, recalcó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba