batalla legalnintendoOciopiraterí­aTeam-Xecuter

Team-Xecuter, la espina clavada de Nintendo, más perseguida que nunca

nintendo pirata

Team-Xecuter es un grupo que ofrece soluciones de hardware y software que permiten a las personas instalar y jugar juegos pirateados en las consolas de Nintendo, incluida la Switch.

La empresa ha estado persiguiendo al grupo desde hace tiempo, pero ahora quiere una orden judicial permanente para cerrar las tiendas Switch Piracy Hack.

En 2018 consiguieron romper las protecciones técnicas originales de Switch, y este año volvió a la carga con nuevos productos, los chips SX Core y SX Lite, que funcionan en todas las consolas Switch Classic y Lite.

Nintendo ha intentado en varias ocasiones pararles los pies, de hecho presentó hace poco dos demandas en los Estados Unidos, una hacia el proveedor de Uberchips y otra contra un grupo de operadores desconocidos que administran varias tiendas.

Aunque algunas de las webs demandadas ya han desaparecido, Nintendo cree que muchos simplemente han continuado haciendo negocios con nuevos nombres de dominio.

Ahora, hace pocos días, solicitó a un tribunal federal en Seattle, Washington, que emitiera una sentencia en rebeldía con una orden judicial permanente. No busca ningún daño monetario de los acusados, quiere una orden judicial permanente que requiera que los operadores de las tiendas detengan cualquier actividad infractora y entreguen sus nombres de dominio. Como tal orden también puede ser ignorada, la medida cautelar también debe aplicarse a los servicios de terceros, incluidos los registradores y registradores de dominios, para trabajar con estos sitios.

La orden judicial propuesta cubre además «cualquier sitio sucesor», servicios como Skype, Discord o Facebook, así como plataformas de mercado en línea, incluido AliExpress.

Team-Xecuter se defiende acusando a Nintendo de censura, control monopolístico y tácticas legales de miedo.

Por supuesto que no estamos contentos con este tipo de censura impuesta por mandatos legales que nos hacen pasar por algo que no somos: una red de piratas de software que infringen los derechos de autor.

Aún falta la respuesta de los tribunales, aunque todo indica que no será el último paso que darán ninguna de las dos partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba