azúcarBienestarcampos electromagneticoscontrol remoto para diabetesdiabetes tipo 2insulinaSalud y alimentación

Investigadores crean un «mando a distancia» para controlar la diabetes tipo 2 sustentado en el electromagnetismo

mando a distancia para controlar la diabetes tipo 2

Mantener los niveles de azúcar en su nivel habitual puede resultar una tarea laboriosa para aquellas personas que padecen diabetes tipo 2, debido al control regular y las inyecciones de insulina, razón que ha hecho a un grupo de científicos tomar la iniciativa de buscar métodos más convenientes de controlar esta condición.

Entre ellos se encuentra un grupo de investigación de la Universidad de Iowa, quienes han desarrollado una especie de «control remoto» con un funcionamiento sustentado en campos electromagnéticos (CEM) que aseguran podría resultar de utilidad para el manejo de la diabetes, ayudando a reducir los niveles de azúcar en la sangre y mejorando la respuesta del cuerpo ante la insulina.

El origen de este «control remoto» radica en una observación realizada por los científicos sobre un grupo de ratones diabéticos tomados de otro estudio sobre el efecto de los CEM en el cerebro, en los cuales notaron que presentaban niveles normales de azúcar en la sangre gracias a la exposición que habían tenido a este elemento.

Esto llamó poderosamente la atención del co-autor del estudio Sunny Huang quien, junto al resto del equipo, indagaron más a fondo sobre los efectos biológicos de los CEM.

Allí descubrieron que estos pueden interactuar con moléculas específicas de nuestro cuerpo, haciendo que estas generen una respuesta biológica ante su presencia. Una de ellas, el superóxido fue tomada como punto focal por los científicos para estudiar su actividad en los ratones con diabetes tipo 2.

Al ser expuesta a los CEM la señalización de las moléculas de superóxido presentes en el hígado fueron alteradas, generando a su vez un reequilibrio de los oxidantes y antioxidantes en el órgano, mejorando así la respuesta de los animales a la insulina y reduciendo los niveles de azúcar en la sangre.

Posteriormente, se realizaron pruebas en células de hígado humano en las cuales se observó una notable mejora en un marcador sustituto de la sensibilidad a la insulina, resultado que genera esperanza en torno al potencial que puede tener esta terapia al ser aplicada en personas.

Si deseas conocer en detalle todo sobre este proyecto puedes hacerlo AQUÍ.

No olvides seguirnos en Instagram.com/wwwhatsnew


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button