disruptionGeneralredditregulationstock markettrading

GameStop: y ahora… ¿qué?

IMAGE: GameStop, by Dwight Burdette (CC BY)

El escándalo GameStop se ha convertido en el último gran caso de disrupción, en este caso de algo tan morboso como los mercados financieros, y en una de esas historias que gusta contar porque todo el mundo sintoniza de alguna manera con ella, y evoca sentimientos de venganza o de schadenfreude tanto contra los grandes fondos de inversión y los grandes brokers de Wall Street, como contra los compradores de acciones en corto, o short sellers.

¿Qué ha pasado con GameStop? Simplemente, que un grupo de usuarios de Reddit en un foro llamado WallStreetBets (WSB) aficionados al day trading y con cuentas en servicios como Robinhood, WeBull y similares que permiten la compra de acciones de manera sencilla y sin comisiones, se pusieron de acuerdo para, básicamente, provocar enormes pérdidas a grandes compañías de Wall Street. Conociendo la filosofía de Reddit y que el foro en cuestión se autodefine con un «como si en 4chan se encontrasen un terminal de Bloomberg», el episodio podría verse como un simple trolleo (eso sí, muy caro). Pero en la práctica, va muchísimo más allá: demuestra conceptos como que internet ha modificado las posibilidades de manipular los mercados financieros – antes prácticamente al alcance solo de los grandes fondos y brokers – y las ha puesto en manos de prácticamente cualquiera con capacidad para coordinarse en cualquier foro.

¿Qué es GameStock? Una cadena de tiendas de videojuegos en locales a pie de calle o en centros comerciales, en los que se venden videojuegos físicos. Básicamente, un negocio en pleno declive ya antes de la pandemia, que debido a esta, además, ha acelerado sensiblemente su crisis. Hoy en día, cuando alguien quiere jugar un videojuego, lo juega en red, se lo descarga o recurre a servicios como Steam, Stadia, Arcade y similares, pero indudablemente, cada vez son menos los que se bajan a la calle y lo adquieren en una tienda física. A estas alturas, GameStock se había convertido en un caso claro para las grandes compañías y fondos de inversión, que daban su declive por asegurado, y estaban, en muchos casos, apostando fuertemente por el desplome de la acción mediante grandes operaciones de short-selling.

¿Qué ocurre si en un foro como Reddit, algunos usuarios empiezan a evocar románticamente cómo GameStop fue la tienda en la que compraron sus primeros videojuegos, y ven que es uno de los valores con más operaciones de short-selling? En el short-selling, o «venta en corto», un inversor toma prestadas unas acciones y las vende inmediatamente, con la esperanza de volver a comprarlas («cubrirlas») más tarde a un precio más bajo, devolver las acciones prestadas más los correspondientes intereses al prestamista, y quedarse con la diferencia. El atractivo del short-selling es evidente: permite obtener un beneficio sin adelantar dinero alguno. Sin embargo, tiene un riesgo ilimitado de pérdidas, dado que no existe un límite a hasta qué punto pueda llegar a subir el precio de una acción.

Related Articles

El caso GameStop, por tanto, es un short squeeze: un grupo de pequeños inversores en Reddit se ponen de acuerdo para adquirir acciones de GameStop de manera coordinada, consiguen – dado que son muchos – elevar sensiblemente el precio de la acción, y dado que los compradores en corto están obligados a adquirirlas al nuevo precio (que confiaban que fuese más bajo, pero ahora es sensiblemente más alto), los obligan a incurrir en fuertes pérdidas. En este caso, la maniobra protagonizada por los inversores de Reddit logró elevar el precio de la acción de GameStop hasta en un 69% antes de que se suspendiera su cotización por exceso de volatilidad, y provocaron que esa suspensión se produjese hasta en nueve ocasiones. En perspectiva anual, el valor de GameStock llegó a subir más de un 300%. Las pérdidas para los short-sellers son millonarias.

Que una subida de ese tipo no tiene ningún sentido en una compañía como esta es algo que no escapa a absolutamente nadie: todos sabemos que es producto de una manipulación, que no hay ningún análisis que soporte ese valor, y que es meramente coyuntural: de hecho, los usuarios de Reddit se han lanzado ya a hacer operaciones similares con compañías como la cadena de cines AMC (en fuerte caída debido a la pandemia), con BlackBerry, Nokia y otras similares, y el año pasado lo habían hecho con compañías como Kodak o Hertz: nos ponemos muchos de acuerdo en el foro, compramos muchas acciones, el valor sube, y destrozamos las expectativas de ganar dinero apostando por la bajada de la compañía que tenían una serie de fondos y brokers de Wall Street. Un trolleo a esas compañías, que muchos ven como los verdaderos manipuladores y protagonistas de las grandes crisis financieras en las que muchos inversores perdieron mucho dinero, mientras esas grandes compañías eran rescatadas con fondos del gobierno. Terminada la operación, se venden las acciones, e incluso se puede ganar algo de dinero aprovechando la momentánea subida, y la compañía afectada prosigue la esperada caída.

Fundamentalmente, la idea es adoptar empresas que Wall Street, por razones obvias, odia: empresas derrotadas, en sectores moribundos o con fundamentos económicos débiles. Los usuarios de Reddit no son especialmente románticos con respecto a esas compañías ni piensan que podrían ir mejor, sino que ven que tienen un precio por acción muy barato, una capitalización de mercado relativamente baja, y están muy en corto, lo que significa que los administradores de fondos de cobertura están apostando a que estas acciones van a caer. Lanza un meme, y dado que son compañías con capitalizaciones bajas y pocas acciones en circulación, la presión de compra concertada de muchos inversores individuales puede hacer que su cotización oscile drásticamente. Es el nuevo término de moda: meme-stocks.

¿Manipulación del mercado? ¿Especulación flagrante? Sin duda. Pero por un lado, prácticamente inevitable: del mismo modo que se coordinan en Reddit, esos pequeños inversores podrían coordinarse en un bar. Y contrariamente a lo que ocurre habitualmente, en este caso, por una vez, los que especulan y manipulan el mercado son pequeños inversores, no las grandes compañías y fondos financieros que viven de practicar esa especulación de manera sistemática. Mientras, Reddit ve su popularidad sensiblemente incrementada gracias a la publicidad del tema que hacen personas como Elon Musk, empeñado desde hace años en una cruzada personal contra el short-selling (y con buenas razones para ello).

Para terminar de complicar el asunto, Robinhood, una de las plataformas que más pequeños inversores estaban utilizando para sus compras, decide unilateralmente empezar a dificultar esas operaciones. Para muchos, una forma de intentar beneficiar a algunos de sus inversores, que son fondos con importante exposición que están incurriendo en fuertes pérdidas. Para otros, un intento de que la alarma disminuya y los reguladores no actúen, una regulación que sin duda perjudicaría a una Robinhood que ha sido acusada de provocar, por su ausencia de controles, fuertes pérdidas e incluso suicidios a inversores jóvenes que, llevados por su facilidad de uso, terminan invirtiendo más de lo que lógicamente deberían invertir. Ahora, por su absurda iniciativa, Robinhood se expone a un boicot y a una caída en su valoración en las tiendas de aplicaciones por parte de los usuarios, y a más posibilidades de ser regulada. Cuando vemos a demócratas como Alexandria Ocasio-Cortez y a republicanos como Ted Cruz ponerse de acuerdo en Twitter para tratar de regular este tipo de situaciones, podemos adelantar que, seguramente, nos enfrentaremos a iniciativas destinadas a conseguirlo.

¿Qué va a ocurrir ahora? En principio, el episodio tendría relativamente poco recorrido: los pequeños inversores se cansarán de trollear, venderán sus acciones posiblemente con algunas ganancias, y no parece probable que sigan enfocándose en generar pérdidas a fondos excesivamente expuestos. GameStop, lógicamente, caerá de nuevo, porque no hay nada en la compañía susceptible de sostener su especulativo valor actual de casi seis mil millones de dólares. Pero por otro lado, estamos ante una democratización de la especulación bursátil que puede dejar a muchos muy intranquilos, prácticamente imposible de evitar debido a su carácter distribuido, y que posiblemente dé lugar a nuevas iniciativas de regulación que alteren el panorama. Y dado ese escenario de mayor regulación que se presagia en todos los sentidos – con las big tech como grandes protagonistas del mismo – seguro que habrá ganadores y perdedores.

La gran pregunta es la de siempre: ¿debe incrementarse la regulación en este ámbito o no? ¿Debemos regular cuando los grandes fondos incurren en fuertes pérdidas lo que no regulamos cuando fueron los pequeños inversores los que las experimentaron? ¿Pretende esa regulación proteger al pequeño inversor, o a los grandes fondos a los que el gobierno rescata cuando pierden mucho? Cuando toda la polvareda se disipe, veremos en qué queda todo esto.


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button