AnestesiadosbooksDiego HidalgoeducationGeneralIE Universityinnovationinterviewregulationtech companies

La relación con la tecnología: hablando con Diego Hidalgo

IMAGE: IE University

Desde IE Insights me ofrecieron la posibilidad de grabar en el Aula Magna de IE Tower una entrevista larga con Diego Hidalgo, emprendedor, fundador de Amovens y autor del libro «Anestesiados: la humanidad bajo el imperio de la tecnología«, en la que hablamos de nuestras perspectivas sobre la innovación tecnológica, sobre las necesidades de regulación en ese ámbito, y sobre la forma en la que la educación debe incorporarse a nuestra relación con la tecnología.

Obviamente, tengo importantes diferencias con Diego con respecto a nuestra aproximación al tema, aunque no tantas en sus consecuencias. Difiero enormemente con él en cuanto a cómo entendemos los problemas: yo soy y he sido siempre un tecno-optimista, que admite por supuesto que la innovación puede generar problemas y de hecho, va a hacerlo, pero estima que esos problemas no son más que cuestiones que deben ir ajustándose con el tiempo, un trabajo en progreso al que vale la pena enfrentarse o incluso algo por lo que hay que pasar como parte del proceso de desarrollo tecnológico. Que tras una fase de adopción de una tecnología determinada surjan actores que aprenden a capitalizar esa tecnología y a abusar de ella para establecer un dominio determinado o, incluso, para manipular de alguna manera a sus usuarios entra, para mí, dentro de lo normal y natural, y lo veo como algo que hay que ir corrigiendo de la mejor manera posible, pero a lo que bajo ningún concepto debemos renunciar.

Es por eso que la aproximación de Diego, que interpreto como «esto es malo, puedo demostrarlo, y por ello no quiero llevar encima un smartphone y no quiero que mis hijos toquen uno ni con un palo», me resulta sin duda interesante, pero no la comparto en absoluto. Ante los efectos negativos, en muchos de los cuales coincidimos, mi papel es el de «quiero probarlos, conocerlos, y criticarlos desde dentro», no el de «me preocupa tanto que quiero quedarme fuera». Es la aproximación que he tenido, por ejemplo, con la educación: por peligrosos que puedan parecer los efectos de la tecnología, lo más peligroso es que nuestros hijos se queden al margen de ella. De hecho, el consabido ejemplo de los «magnates de Silicon Valley llevando a sus hijos a escuelas sin tecnología», que Diego utiliza en su libro, tiene mucho de no-noticia: en realidad, muchos directivos de empresas tecnológicas llevan a sus hijos a las Waldorf Schools porque es un colegio bien clasificado en los rankings y con tradición, pero no específicamente porque tenga una política de exclusión de la tecnología – política que, de hecho, NO TIENEN. La educación propugnada por Waldorf, en realidad, considera que la tecnología informática es útil para los niños en los primeros años de la adolescencia, después de que han dominado lo que considera «formas fundamentales y tradicionales de descubrir información y aprender, como experimentos prácticos y libros». Considerar las Waldorf Schools como «anti-tecnológicas» es equivalente a considerarlas «anti-vacunas».

Una conversación para mí muy interesante, que se nos quedó corta a pesar de que fue bastante más larga que lo que ha pasado a la edición final de 25 minutos, y que se pareció más a una charla de café que a una entrevista formal.

Aquí os la dejo, en español subtitulado:

frameborder=”0″ allow=”accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture” allowfullscreen>

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button