Forbes EspañaGeneralinfluenceinfluencerslistspersonalpersonal branding

En los 100 Influencers de Forbes España

IMAGE: Forbes España

Forbes España ha tenido a bien incluirme en su lista de los 100 influencers, encuadrado en la categoría Business. Además, me pidieron un artículo sobre mi visión de la influencia y el fenómeno influencer como tal, que titulé «El ‘influencer’ y el diván del psicoanalista» (pdf), en el que trato de hacer un análisis de lo que suponen este tipo de figuras en el panorama comunicativo, de sus paralelismos con otras figuras dentro del entorno comunicativo, con las aproximaciones que las marcas hacen a ellos, o con la realidad – o en algunos casos, ficción – que aparece detrás de ellos.

Intenté tocar cuestiones como la necesaria regulación de su papel en la publicidad, la consolidación progresiva de las reglas del juego, la perversión de las métricas para dar lugar a fenómenos, en ocasiones, completamente carentes de sentido, o el fenómeno de los micro-influencers o nano-influencers, que en algunos sentidos parece estar sirviendo para que el necesario uso del machine learning y de la algoritmia depure un poco el muchas veces sórdido panorama que las agencias de publicidad y algunas marcas estaban contribuyendo a construir.

En el fondo, el fenómeno influencer es una colonización de nuevos canales y géneros comunicativos por parte de una nueva generación de creadores de contenido, capaces de dar lugar a interacciones que, en muchos casos, van redefiniendo los estilos y las relaciones con unas audiencias que, además, gracias a las características de esos medios, tienden a volverse más participativas. En ese sentido, encontraremos marcas y agencias incapaces de entender esos cambios y que sistemáticamente intentarán tratar a esos influencers como se trataba antes a «los famosos», y otras que intentarán entender mejor el fenómeno, el significado de la influencia, y la imposibilidad de, en determinados ámbitos, mantener determinados comportamientos.

En cualquier caso, y en lo que a mí me toca como integrante de la lista, agradecer a Forbes España su consideración a la hora de incluirme, y a vosotros – los que me leéis habitualmente, los que comentáis aquí o en otros foros, y los que de alguna manera u otra seguís mis publicaciones – vuestro interés por unas opiniones que intento estén lo más documentadas posible con sus fuentes a un clic de distancia, y que respondan a un análisis lo más riguroso que sea capaz de hacer, sin venderlo nunca a ningún postor. Sé perfectamente que la influencia no se tiene, sino que es un préstamo en una moneda llamada «atención» que te hacen aquellos que te siguen, y que como tal, te pueden retirar cuando estimen que ya no la mereces. Y con esas premisas, y en función de los años que llevo apareciendo en este tipo de listas, parece que no me va mal.

Related Articles

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button